sábado, 12 de marzo de 2011

La comedia francesa: La vida es un largo río tranquilo

El otro día tuve el placer de ver la comedia francesa "La vida es un largo río tranquilo" (La vie est un long fleuve tranquille). No se si llegó a España en su época (es de finales de los 80) pero para mi fue una verdadera revelación, aunque por lo visto es tan conocida en Francia que hay gente que se sabe de memoria las réplicas. Se trata de una buenísima comedia que, como le pasa habitualmente a la comedia francesa, también es una dura crítica social. Se trata de la historia de dos familias, los Groseille (de extracción social baja) y los Quesnoy (burgueses, muy católicos), que descubren que, al nacer, uno de sus hijos fue intercambiado con el de la otra familia. Con este argumento tan rocambolesco de fondo, asistimos a una sucesión de personajes estupendos y de situaciones a cual más divertida. Entre todos estos personajes muy bien caracterizados destacan, a mi parecer, la Sra. Quesnoy, interpretada por Hélène Vincent (ganadora del César a la mejor actriz secundaria) y Momo, el niño "rico" que vive toda su vida en los barrios bajos, interpretado por Benoît Magimel, actor que se hizo muy conocido gracias a su papel de amante de Isabelle Huppert en “La pianista”. Os pongo una escena que me parece muy divertida en la que se pone de manifiesto la relación de la familia Quesnoy con la religión y que me recuerda a mis años escolares en el colegio de monjas.


1 comentario:

  1. como se ve en la video, esta cancion se hizo tan popular que existe en version karaoke... es una pena que no se pueda encontrar casi el trailer ni extractos en internet. Creo que se debe a que la peli es demasiado antigua, no estaban desarollados programas como Youtube, pero tampoco es lo suficiente antigua para ser un "clasico". gracias por tu reseña,

    ResponderEliminar