viernes, 24 de marzo de 2017

Los estrenos en Sevilla de 24-03-2017



7 películas se estrenan el 24 de marzo 2017 en la cartelera cinematográfica de Sevilla. Tres películas estadounidenses, una francesa, una sueca, una chilena y una española. Lamentablemente esta semana se queda sin editar en Sevilla la película ganadora del premio del público en el pasado Festival de Sitges 2015 “I am a héroe”, donde se mezcla el terror, la acción, los zombies y el manga. De lo estrenado esta semana, recomendamos dos producciones, la sueca y la chilena.  
 
Un hombre llamado Ove. (Suecia, 2015). Dir. Hannes Holm. 
Nominada al Oscar 2016 a la Mejor Película de habla no Inglesa. Dirigida por el cineasta sueco Hannes Holm, 'Un hombre llamado ove' es una adaptación de la novela homónima de Fredrik Backman publicada en 2012. Esta tragicomedia narra la historia de Ove (Rolf Lassgård), un solitario y cascarrabias hombre de 60 años que vive resentido en una comunidad de vecinos. Todo cambiará para el protagonista cuando llega al vecindario una pareja que está esperando un hijo. Parvaneh (Bahar Pars), la mujer embarazada, iniciará una relación de amistad con Ove, que se volverá más sociable. Esto hará que las personas que viven a su alrededor comiencen a sentir compasión por él. Completan el reparto Filip Berg, Karin de Frumerie, Ida Engvoll, Fredrik Evers, Jerker Fahlström y Sofie Gällerspång. Película con voluntad de manipular nuestros sentimientos. Que lo consiga o no dependerá de que el corazón del espectador acepte o rechace, pero la película hace méritos ya que Holm logra equilibrar lo cínico y lo melifluo, usando hábilmente la repetición y la exploración psicológica para hacer que la evolución de su protagonista resulte orgánica y creíble. Recomendada.


Rara. (Chile, 2016). Dir. Pepa San Martín.  
Mejor Película Latinoamericana en el Festival de San Sebastián 2016. Sara es una chica de trece años que experimenta muchos cambios en su cuerpo y no entiende qué le pasa. Además, se tiene que enfrentar a una nueva familia encabezada por su madre y su novia, seguida de su padre y su esposa. La situación se verá dificultada cuando su padre demande a su ex-mujer para pedir la custodia de Sara y de su hermana pequeña. Película chileno-argentina dirigida por Pepa San Martín ('La ducha') y escrita por la propia San Martín junto a Alicia Scherson ('Turistas'). El reparto de la película lo completan los intérpretes Julia Lübbert, Emilia Ossandon, Mariana Loyola, Agustina Muñoz, Coca Guazzini, Daniel Muñoz y Sigrid Alegría. Producida por Manufactura de Peliculas y Le Tiro Cine. Plantea un discurso nada complaciente sobre el modelo tradicional de familia pero huye del maniqueísmo fácil, dándoles a todos los personajes un punto de cariño y de comprensión. 'Rara' es una película sutil donde lo relevante sucede en segundo término. Recomendada.


El bar. (España, 2017). Dir. Alex de la Iglesia.  
Presentada (fuera de concurso) en el Festival de Cine Español de Málaga 2017. Tras dirigir la comedia coral 'Mi gran noche', Álex de la Iglesia se atreve con un thriller. 'El bar' abordará a un grupo de personas que se encuentran cautivas en el interior de una cafetería-bar. Les es imposible salir debido al acoso de un francotirador, que no dudará en dispararles si se atreven a escapar del local. Esto hará que los personajes empiecen a contarse confidencias y surjan temas como el engaño, la traición o la culpa. Íntimas conversaciones que hará que los protagonistas se evadan, por momentos, del acecho de ese asesino. El rodaje de la película comenzó en febrero de 2016 con la participación de Mario Casas, Blanca Suárez, Secun de la Rosa o Carmen Machi. Será la tercera colaboración de Mario Casas con Álex de la Iglesia tras haber estado en 'Las brujas de Zugarramurdi' y 'Mi gran noche'. También será la segunda vez que Carmen Machi actúe en una película del director tras 'Mi gran noche'.  Arranca de forma brillante. Lástima que transcurrido un primer tercio de la película, tan enérgico como provocador, el caos fagocite casi todo. Ver la película, como sucede con todo lo excesivo, resulta extenuante. No Recomendada.


La cura del bienestar. (USA, 2017). Dir. Gore Verbinski.  
El director estadounidense Gore Verbinski (“El llanero solitario”, “Piratas del Caribe”) vuelve al género de terror y suspense tras realizar el remake de la película de terror japonés 'The Ring' en 2002. La historia se centra en un hombre, interpretado por el actor Dane DeHaan, que debe viajar a los Alpes suizos para poder reunirse con su jefe y traerle de vuelta tras salir de un instituto terapéutico. Lo que parece un simple viaje, se complicará cuando descubra que su jefe ha desaparecido. Tras el misterioso suceso, el protagonista deberá quedarse para saber qué es lo que ha ocurrido con su jefe, alargando su estancia en las tierras suizas. El problema surgirá cuando descubra que algo siniestro está pasando, ya no solo por el temor que tiene por la vida de su jefe, sino también por la integridad de su propia vida. Un batiburrillo de ideas relacionadas con el terror gótico, aunque no siempre, que en demasiados casos acaban mezclando como el agua y el aceite. Tiene imágenes magnéticas pero también un metraje excesivo (156 minutos) y unas cuantas secuencias fuera de tono. La película se autodestruye. No Recomendada.


Redención. (USA, 2015). Dir. Antoine Fuqua.

Billy 'The Great' Hope (Jake Gyllenhaal) es uno de los boxeadores más prometedores del panorama deportivo. Lo tiene todo en la vida: una esposa que le quiere (Rachel McAdams), una hija que lo adora (Oona Laurence) y un sueño hecho realidad. El problema surgirá cuando la decadencia empiece a asomarse por su vida, poniendo en riesgo no solamente su realidad, sino su propia vida y con ello, a todos los que él quiere. La tragedia le golpea y su manager y mejor amigo (Curtis "50 cent" Jackson) le abandona. El dolor y la impotencia harán que Billy se encuentre en una encrucijada de la que no sabrá salir. La redención será el único camino que podrá seguir el boxeador para encontrar su propio perdón. Le ayudará en su camino Tick Willis (Forest Whitaker). Que Gyllenhaal y Forest Whitaker se entreguen a sus arquetipos como si fueran lo mejor que les ha pasado en sus carreras habla bien de su profesionalidad, pero no contiene el soberano aburrimiento. La película nos muestra una historia de culpa, redención y superación sin más, en las antípodas del Antoine Fuqua más ingenioso y, también, arrebatado. No Recomendada.


Una historia de locos. (Francia, 2015). Dir. Robert Guédiguian. 
Aram, un joven marsellés de origen armenio, explota el coche del embajador turco en París. En el momento que esto sucede, el ciclista Gilles Tessier pasa al lado y se hiere de gravedad. Para evitar las consecuencias, Aram huye del país y se une al ejército de Liberación de Armenia en Beirut, lugar en el que estalló la revolución armenia por aquella época. Anouch, la madre del protagonista, visita al joven en el hospital para disculparse, pero el herido entonces exige conocer la identidad de su hijo. Recuperado, llega a Marsella en sed de venganza, pero la familia de Aram lo acoge y éste decide quedarse en su hogar. Por otra parte, Aram, quien no se encuentra a gusto con sus compañeros y no comparte opiniones con ellos, decide volver y conocer a su víctima. Escrita y dirigida por Robert Guédiguian, el film estuvo seleccionado en el Festival Internacional de Valladolid en 2015. Guédiguian factura normalmente un cine amable y le sale bien, salvo quizás en esta ocasión, cuando se ha metido en el espinoso jardín de la lucha armada. Muy didáctica, aunque demasiado plana en lo narrativo y aún más en lo formal. No Recomendada.




Ghost in the Shell: El arma de la máquina. (USA, 2017). Dir. Rupert Sanders. 
Su estreno estaba previsto en toda España para el 31 de marzo, sin embargo, durante esta semana ya la podemos ver en algunas salas de nuestra ciudad. La película se basa en una célebre serie de dibujos manga titulada 'Ghost in the Shell', propiedad de Kodansha Comics y escrita e ilustrada por Masamune Shirow. Narra la historia de The Major, un híbrido cyborg-humano femenino único en el mundo que dirige un grupo operativo de elite llamado Sección 9. Destinada a detener a los extremistas y criminales más peligrosos, la Sección 9 se enfrenta a un enemigo cuyo principal objetivo consiste en anular los avances de Hanka Robotic en el campo de la ciber-tecnología. Dirigida por Rupert Sanders ('Blancanieves y la leyenda del cazador'), el elenco está compuesto por Takeshi Kitano ('Feliz Navidad, Mr. Lawrence') en el papel de Daisuke Aramaki, Juliette Binoche ('Chocolat') en el papel de la Dra. Ouelet, Michael Pitt ('Hannibal') en el papel de Kuze, Pilou Asbæk ('Lucy') en el papel de Batou, entre otros. La quejas que se han vertido sobre la película se deben, básicamente, a que la Johansson (tan rubia y sonrosada ella) no pega excesivamente como intérprete de una detective llamada Motoko Kusanagi: el hecho de que una franquicia de origen japonés como “Ghost in the Shell”, inaugurada por un manga del dibujante Masamune Shirow en 1989, vaya a pasar al cine occidental con una protagonista de raza blanca ha suscitado las iras tanto de la comunidad otaku (aficionados al cómic y la animación niponas) como de blogueros y periodistas asiáticos. Las protestas que circulan por la red acusan al filme (que cuenta con Steven Spielberg como máximo responsable financiero) de sumarse a una práctica tan propia del cine estadounidense como el whitewashing. Es decir, de tomar historias procedentes de otras culturas y otras etnias para fagocitarlas al gusto de su público, y sobre todo de sus ejecutivos. Preferimos la versión original nipona de animación, dirigida por  Mamoru Oshii. No Recomendada.

martes, 21 de marzo de 2017

El cine neoquinqui, ¿El resurgir de un género?



El pasado diciembre se estrenaba en La Casa Encendida de Madrid la película "Criando Ratas" como paso previo a su lanzamiento en youtube. Desde que la colgaron en internet el 7 de diciembre, como un regalo de Reyes, ya ha superado el millón de visionados, lo que la situaría, en relación a 2.016, en la séptima película española más vista. Un éxito imprevisto para una película rodada casi sin medios técnicos, materiales ni publicitarios.


"Criando Ratas" nos narra la historia de "El Cristo", un cani de libro, en su imparable carrera hacia el desastre. En el camino se encontrará con otros delincuentes, bandas del crimen organizado, prostitución,... Como telón de fondo los barrios alicantinos de Colonia Requena, Virgen del Remedio, Mil Viviendas, Rabasa o San Agustín. La mayor parte de lo que ocurre en la película ha sido relatado al director por los vecinos de estos barrios, por lo que la historia tiene el sabor de aquello que la gente vive en su día a día, pero no sale ni en los periódicos, ni en la radio ni en la tele.

Su director, Carlos Salado, la ha definido como una película neoquinqui, género que el mismo ha inaugurado. Cabe preguntarse por qué un director tan joven ha querido recuperar el espíritu del cine quinqui, subgénero del cine de la transición, que triunfo en España entre finales de los 70 y mediados de los 80. Él mismo señala que lo que lo atrae es que se trata de un cine muy puro, básico e instintivo. Por ello, junto al productor Rubén Fernández, han dedicado seis años de sus jóvenes vidas a materializar este proyecto que ha contado con un presupuesto de solo 5.000 euros (para comprar dos cámaras y el equipo de sonido) y muchas dificultades: travelling rodados en sillas de ruedas o sobre patines, actores que llegaban tarde o, como el protagonista, Ramón Guerrero, estaban en la cárcel; localizaciones complicadas, ausencia de guión,... Han tenido que tener grandes dosis de paciencia e ingenio para sacar adelante este proyecto.


También nos llama la atención que aunque hayan pasado más de treinta años desde el estreno de las cintas de Eloy de la Iglesia o José Antonio de la Loma, este largo comparte con ellas muchas características: el argumento es muy parecido (drogas, delincuencia, prostitución...), se rodado en entornos muy "naturales", con actores no profesionales y con un alto grado de improvisación. Sin embargo, también encontramos notables diferencias: por un lado, la técnica ha evolucionado; por otro, el lenguaje, la estética (grafitis, tatuajes,...) y el contexto social (grupos mafiosos del Este,...) han cambiado. Además, a diferencia de "El Pico", "Navajeros" o "Yo, el Vaquilla", que tenían una clara connotación crítica contra el sistema, "Criando Ratas" no pretende dar lecciones morales ni educar a nadie.

Tras el estallido de la burbuja económica en la que todos los españoles creíamos habernos instalado, nuestro país sufre una profunda crisis económica y el paro, la pobreza y la desigualdad se han agudizado. Hay gente que prefieren obviar que esta realidad existe, pero el éxito de esta película nos demuestra que una gran parte de la sociedad prefiere encararla con una mirada reflexiva. Os invito a sumaros a ellos.





Mª Carmen Santiago


La emperatriz Yan Kewei-fei (Kenji Mizoguchi, 1955), en Círculo Mercantil e Industrial


viernes, 17 de marzo de 2017

Los estrenos en Sevilla de 17-03-2017



6 películas se estrenan el 17 de marzo 2017 en la cartelera cinematográfica de Sevilla. Dos películas estadounidenses, una francesa, una italiana, una israelita y una española. Lamentablemente esta semana se queda sin editar en Sevilla el interesante documental austriaco “Safari” (Ulrich Seidl, 2016), que pudimos ver en el SEFF´2016 y la comedia estadounidense con matices de cine independiente “Los Hollar” (John Krasinski, 2016). Dicho lo cual, esta semana nuestras preferencias se vuelcan en cuatro producciones.
 
La bella y la bestia. (USA, 2017). Dir. Bill Condon. 
Bill Condon dirige la nueva versión con actores reales de 'La Bella y la Bestia' para Disney, con Emma Watson y Dan como protagonistas. Bella es una joven que vive con su padre, un peculiar inventor, en un pueblecito de Francia. Un día, su padre se pierde en el bosque y acaba buscando cobijo en un castillo que parece abandonado. Sin embargo, los habitantes del castillo siguen dentro, pero transformados en objetos por una maldición, su amo es ahora una temible bestia. Bella se intercambiará por su padre para que pueda escapar, y quizás pueda convertirse en la única capaz de que se rompa el maleficio. 'La Bella y la Bestia' está escrita por Evan Spiliotopoulos y Stephen Chbosky sobre el guion de la película de 1991 escrita por Linda Woolverton. La película está producida por Disney. Bill Condon aporta al clásico de Disney mayor frescura dramática, estilización en los números cantados y gran aprovechamiento del decorado y la tecnología para crear emociones. Combina la animación, la imagen real, la música y similar espíritu de una forma atractiva, entretenida y romántica. Recomendada.


Crudo. (Francia, 2016). Dir. Julia Docournau.  
La película trata sobre una familia de veterinarios vegetarianos. La pequeña de la casa, Justine, comienza sus estudios universitarios para ser veterinaria como el resto de su familia. Sin embargo, al pasar el día entre vísceras animales, empieza a descubrir su gusto por comer carne cruda, que culmina cuando es obligada a comerse un hígado crudo por un ritual de iniciación en la facultad. También, como es normal a los 16 años, veremos el despertar del apetito sexual de Justine. Película francesa escrita y dirigida por Julia Ducournau. La película provocó desmayos en el festival de Toronto por culpa de sus escenas más explícitas. La directora del film fue galardonada con el premio FIPRESCI en el Festival de Cannes. No es una película de terror al uso, sino la crónica de un viaje interior, que mantiene el equilibrio en un arriesgado tono onírico, desplegando una constante inventiva estilística. En lugar de canibalismo, esta película podría haber hablado de anorexia o drogadicción. Pero, por supuesto, de haberlo hecho no sería ni la mitad de jugosa. Recomendada.


Incierta gloria. (España, 2017). Dir. Agustí Villaronga.  
Basada en la novela escrita por Joan Sales del mismo título, Lluís (Marcel Borràs) es un joven oficial republicano destinado en el Frente de Aragón. En 1937, en plena Guerra Civil, conoce a una viuda llamada Carlana (Núria Prims) de la que se enamora, por lo que le falsificará un importante documento. No obstante, su historia se complicará cuando el mejor amigo de Lluís, Soleràs (Oriol Pla), se entere del fraude y le pida que aleje a su mujer y a su hijo de los bombardeos de Barcelona, ya que él está enamorado de la pareja de su amigo. A lo largo de 'Incerta glòria', los protagonistas reflexionarán acerca de lo que es la juventud, el amor y la guerra, originando una historia de pasiones y amistades traicionadas. 'Incerta glòria' es un largometraje dirigido Agustí Villaronga y protagonizado por Marcel Borràs, Oriol Pla,  Terele Pávez y Núria Prims. Villaronga se siente cómodo en este espacio, entre los personajes, en los límites de la razón infectada por la violencia. La cinta es incuestionable heredera de “Pa negre”, otra obra mayor de Villaronga, una producción impecable y unos magníficos acompañamientos formales y artísticos. Una gran película sobre la Guerra Civil. Recomendada.


Locas de alegría. (Italia, 2016). Dir. Paolo Virzi.  
Beatrice (Valeria Bruni Tedeschi) es una rica condesa que no se calla ni debajo del agua y que está convencida de ser una de las personas más influyentes de las esferas políticas a escala mundial. Comparte institución psiquiátrica con la misteriosa Donatella (Micaella Ramazzotti), una joven llena de tatuajes y cuya personalidad es vulnerable e introvertida. A raíz de compartir terapias en Villabiondi, el delirante centro mental en el que residen, trabarán una amistad atípica que les hará embarcarse en una emocionante e imprevisible aventura que dejará al descubierto ese manicomio al aire libre que hay en una sociedad aparentemente cuerda. Dirigida y escrita por Paolo Virzi, 'Locas de alegría' cuenta también con los actores Valentina Carnelutty, Sergio Albelli y Tommaso Ragno, entre otros intérpretes. La principal razón de ser de la película es el apasionante retrato de las dos desequilibradas y encantadoras protagonistas femeninas. En palabras del crítico Carlos Boyero es una película bonita, vital, imaginativa, desgarrada, alegre y triste. Recomendada.


Imperium. (USA, 2016). Dir. Daniel Ragussis. 
Daniel Radcliffe es el protagonista de este thriller de acción que dirige Daniel Ragussis. Es la primera película del director norteamericano que hasta el momento es conocido por cortos como 'Haber'. Daniel Radcliffe interpreta el papel de un joven agente del FBI que tiene que infiltrarse en un grupo nazi de extrema derecha que está planeando un atentado terrorista. La película está inspirada en las experiencias del agente del FBI Michael German, que estuvo infiltrado en ese tipo de grupos neonazis durante un tiempo. Los demás miembros del reparto son Nestor Carbonnel, Toni Collette, Burn Gorman, Jasson Finney, Sam Trammell y Tracy Letts. Una producción de Sculptor Media, Tycor International Film Company, Green light international y Atomic features. Utiliza imágenes documentales de apoyo que otorgan credibilidad, pero que se queda corta en lo puramente cinematográfico por la convencionalidad de su estructura y de su tratamiento de personajes. Esa forma de encadenar montajes de imaginería fascista y situaciones climáticas tan típicas, en lugar de avivar la tensión acaban aniquilándola. No Recomendada.


El balcón de las mujeres. (Israel, 2013). Dir. Emil Ben-Shimon. 
Todo parece tranquilo y normal en un pequeño barrio de Jerusalén. Sin embargo, un día durante una celebración religiosa en la sinagoga, el balcón en el que las mujeres se sitúan se derrumba. Ese es el único sitio que las mujeres pueden ocupar dentro del edificio. No obstante, aunque la opción más sencilla sería la de volver a colocarlo, los hombres y las mujeres inician una batalla, ya que la reconstrucción no tiene planes de volver a incluir el balcón. Las mujeres del barrio se movilizarán contra los hombres, que están liderados por un rabino misógino, para exigir su sitio en la sinagoga y recuperar sus tradiciones. La película refleja en tono de comedia un tema tan real como dramático: la religión que discrimina a las mujeres. Producción de humor costumbrista que, en el mejor de los casos, puede despertar simpatía por su carácter humanista, crítico al tiempo que conciliador. Utiliza la ligereza para convertirse en una cuestionable fábula de denuncia demasiado bienintencionada sobre el papel de la mujer en la sociedad iraní. No Recomendada.

lunes, 13 de marzo de 2017

El Club (Pablo Larrain, 2015)




Pablo Larraín es un cineasta chileno que, aunque comenzó en el mundo del cine en el año 2005 con su primera película, el reconocimiento internacional no le llego hasta su cuarta película NO, realizada en el año 2012 y que fue la primera película chilena nominada a los Oscar en la categoría de Mejor Película de habla no inglesa. Su cine se ha caracterizado por estar muy centrado en la historia reciente de su país, sus películas nos llevan a la época pinochetista, a la influencia de la religión y a la visión del poeta nacional chileno Neruda desde un punto de vista muy particular. En el año 2016 ha rodado su primera película fuera de su país, en EEUU y con capital norteamericano, se trata de un biopc de la vida de Jacqueline Kennedy los días posteriores al asesinato de su esposo. Con esta cinta, actualmente en cartelera, ha conseguido varias nominaciones a los Oscar, a los Globos de Oro y en el festival de Venecia. 

Pero ha sido El Club su película del año 2015 con la que mayor reconocimiento ha logrado y la que le ha catapultado a la fama internacional.


El Club es una oscura y desasosegante película, que mereció el Oso de Plata y el Premio del Jurado en la Berlinale 2015, que insiste en destapar los escándalos que hemos ido conociendo durante los últimos años alrededor de la Iglesia Católica, tantos años ocultados y no por ello desconocidos. Sigue la estela de un tema de actualidad, que el periodismo está haciendo aflorar en los últimos años, como es la pedofilia en el seno de la Iglesia Católica, su connivencia con las dictaduras y su afán por mantenerse impoluta relegando al silencio y al oscurantismo los problemas, en lugar de solucionarlos.  Otras películas como la oscarizada Spotlight han seguido insistiendo en este tema. 

Es una película literalmente oscura, pues tiene una fotografía digna del tenebrismo, con un toque algo borroso, como con una niebla continua que le da un aspecto decadente, es como un invierno continuo con una falta de luz en interiores y exteriores, para los que elige casi siempre momentos de luz intermedia, como el atardecer o el amanecer. Deja la mayor luminosidad para los primeros planos en las escenas de los interrogatorios, en los que también utiliza algunas técnicas propias del tenebrismo, como la iluminación de partes de la cara de fundamentalmente el interrogador.


Es desasosegante, no solo por el tema elegido, sino por la forma en la que el director nos lo ha contado, ya que relatándolo de una forma muy pausada, nos muestra cómo se comportan varios sacerdotes y una monja encerrados en una casa "de retiro", pero nos los juzga, nos deja la tarea de juzgarlos a nosotros los espectadores, consiguiendo abordar este tema espinoso sin caer en el sensacionalismo o en el melodrama. La música muy discreta, pero claramente manifiesta, acompaña muy bien a la historia y consigue incrementar ese ambiente de desasosiego que se manifiesta desde el inicio.



En esta casa de retiro o  “club” nos presenta inicialmente a 4 hombres y una mujer, como muy expresamente explican en el cartel, que conviven, rezan, comen, cantan, entrenan a perros, cultivan un huerto, todo muy cotidiano y rutinario, pero que resultan ser  un cura abusador de niños, uno cómplice en robos de bebés, otro un cura militar connivente con la dictadura de Pinochet, otro un anciano con demencia del que desconocemos su pasado, todos ellos excomulgados y retirados por la Iglesia y llevados a estas casas de retiro en las que se les prohíbe el contacto con la población y están expiando sus pecados de una forma relativamente acomodada. La llegada de un nuevo sacerdote pederasta y de una de sus antiguas víctimas, un antiguo monaguillo desequilibrado por esa historia ocurrida en su infancia, son el detonante para que podamos conocer lo que se esconde tras esta rutina de vida.

Una parte muy importante de la película es la historia verbal, tanto por las entrevistas con el interrogador, como las declaraciones que grita por todo el pueblo una de las víctimas de estos sacerdotes, de hecho, es por esos gritos y conversaciones por los que vamos descubriendo las claves de la historia. En este sentido la película adolece de un serio problema de sonoridad, ya que muchos de los diálogos no son totalmente comprensibles, y si bien no se pierde el contexto general de la historia, si hacen que no se perciba en su totalidad, quizás hubiese sido conveniente poner subtítulos en algunas de las conversaciones, que probablemente debido a un dialecto más cerrado no son totalmente comprensibles.


Podríamos considerar adecuado un subtítulo para esta película que he leído “La película que la iglesia nunca hubiera querido que vieses”, por ello solo queda agradecerle a Pablo Larraín que se haya atrevido a contarla.