domingo, 10 de abril de 2011

El rito, de Mikael Hafström


Título original: The rite. Dirección: Mikael Hafström. País: USA. Año: 2011. Duración: 115 min. Género: Thriller sobrenatural. Guión: Michael Petroni; inspirado en el libro de Matt Baglio. Producción: Beau Flynn y Tripp Vinson. Música: Alex Heffes. Fotografía: Ben Davis. Montaje: David Rosenbloom. Diseño de producción: Andrew Laws. Estreno en España: 18 Marzo 2011.
Intérpretes: Anthony Hopkins (padre Lucas), Colin O´Donoghue (Michael Kovak), Alice Braga (Angeline), Ciarán Hinds (padre Xavier), Toby Jones (padre Matthew), Rutger Hauer (Istvan Kovak).

Sinopsis:
Inspirado en hechos reales, “El rito” cuenta la historia de Michael Kovak, un seminarista escéptico que asiste con reparos a la escuela de exorcismo del Vaticano. Durante su estancia en Roma le hacen aprendiz de un sacerdote nada ortodoxo, el padre Lucas, que cuenta con un gran número de exorcismos en su haber. A medida que se introduce en un preocupante caso que parece trascender incluso la habilidad del padre Lucas, Michael empieza a vislumbrar un fenómeno que la ciencia no puede explicar ni controlar, un mal tan violento y terrorífico que le lleva a poner en tela de juicio todo aquello en lo que cree.

Anthony Hopkins y Colin O´Donoghue
Calificación:  4, Deficiente.
Lo mejor de la película: Anthony Hopkins, como casi siempre, hace un esfuerzo por quedar bien, pero resulta difícil defender un personaje tan endeble.     
Lo peor de la película: Enésima versión de “El exorcista”. La película del sueco Mikael Hafström empieza bien y a medida que pasa el tiempo va degenerando, lo malo es que degenera a partir del minuto diez. El final es de esperpento total, con los ojos desencajados del pobre Hopkins, poseído por el diablo. De risa. Además, no hay quien se crea al fotogénico debutante Colin O´Donoghue haciendo de seminarista escéptico.     

2 comentarios:

  1. Lo mejor de la película: los exteriores en Roma, lo cual es siempre de agradecer
    Lo peor de la película: el resto
    Momento memorable: cuando le suena el móvil a Anthony Hopkins en mitad de un exorcismo

    ResponderEliminar
  2. Hola Maribel
    A mí ese detalle del movil de Hopkins me pareció tremendamente ridículo, pero le da un aire moderno a la saga de películas copiadas de "El exorcista", pero no me dirás que cada minuto que pasa en la película va empeorando hasta la tranca final con el mismísimo Hopkins poseso. Todo vomitivo.
    Lo del Roma, muy bonito, en eso estoy contigo.

    ResponderEliminar