martes, 26 de abril de 2011

Caperucita Roja, de Catherine Hardwicke


Título original: Red Riding Hood. Dirección: Catherine Hardwicke. País: USA. Año: 2011. Duración: 100 min. Género: Drama, fantástico, romance. Guión: David Leslie Johnson y Alex Heffes. Producción: Jennifer Davisson Killoran, Leonardo DiCaprio y Julie Yorn. Música: Brian Reitzell. Fotografía: Mandy Walker. Montaje: Nancy Richardson y Julia Wong. Diseño de producción: Tom Sanders. Vestuario: Cindy Evans. Estreno en España: 15 Abril 2011.
Intérpretes: Amanda Seyfried (Valerie), Gary Oldman (padre Solomon), Billy Burke (Cesaire), Shiloh Fernández (Peter), Max Irons (Henry), Virginia Madsen (Suzette), Lukas Haas (padre Auguste), Julie Christie (abuela), Shauna Kain (Roxanne).

Sinopsis:
Esta nueva versión del clásico cuento de ”Caperucita Roja” nos relata que durante décadas los habitantes del pueblo de Daggerhorn han mantenido un complicado pacto con el hombre lobo. Sacrifican a un animal una vez al mes para saciar el apetito de la bestia que les atemoriza cada luna llena. Pero bajo una luna de color rojo sangre, el lobo se lleva la vida de un ser humano, aumentando así el precio del pacto. La víctima es la hermana mayor de Valerie, una hermosa joven que acaba de descubrir que sus padres van a casarla con Henry, el heredero de la familia más rica del pueblo.  Pero ella está enamorada de Peter, el humilde leñador al que ha amado toda su vida. Para evitar que los separen, la pareja decide fugarse, pero el lobo trastoca sus planes. Los vecinos del pueblo acuden al padre Solomon, un cazador de hombres lobo, para que termine con la bestia de una vez por todas, Pero la llegada de Solomon revoluciona aún más al pueblo cuando les advierte a todos que el lobo adquiere forma humana durante el día y que podría ser cualquiera de ellos. Ahora todos son sospechosos…

Julie Christie

Calificación:  4, Deficiente.
Lo mejor de la película: La presencia de la siempre querida Julie Christie, aunque sea siendo la abuelita de Caperucita.
Lo peor de la película: Versión del famoso cuento sin pies ni cabeza, que va dando tumbos durante todo el metraje, con el único objetivo de buscar un éxito fácil entre el público adolescente. La Hardwicke (directora de la saga Crepúsculo) se limita a colocar la cámara delante de los jóvenes protagonistas y, venga, que la carne vende. Incluido, por desgracia, la de nuestro conocido Max Irons, del que ya hemos hablado. Querido Max, en tu próxima película, podrás hacer más.

Trailer de la película:

No hay comentarios:

Publicar un comentario