domingo, 10 de mayo de 2015

Manuel Gutiérrez Aragón, del cine a la Real Academia Española



Desde el fallecimiento de José Luis Borau, la Real Academia Española (RAE) quedó huérfana de cineastas. Hace apenas unos días cubrió el vacío con la elección de Manuel Gutiérrez Aragón (Torrelavega, 1942) para ocupar el sillón F mayúscula, vacante tras la muerte del escritor y economista José Luis Sampedro en 2013. Propuesto por los académicos José Luis Merino, Luis Mateo Díaz y José Manuel Sánchez Ron, el director de cine cántabro fue elegido en segunda votación de las tres posibles, estando presentes 25 de los académicos.

Gutiérrez Aragón recibió la noticia en Kiev (Ucrania) en un contexto repleto de guiños simbólicos: un congreso sobre el Quijote promovido por hispanistas ucranios al que le invitaron para arropar su película El caballero don Quijote (2002). “Me siento honrado, no es algo que se me había pasado por la cabeza. Pero yo no me lo tomo como una recompensa ni un premio. La Academia es un sitio de trabajo, donde cada uno aporta sus saberes”, comentó por teléfono.

Si bien Gutiérrez Aragón se despidió formalmente de los rodajes en 2008, cuando filmó su última película, Todos estamos invitados, es inevitable situarle como el sucesor de una saga de académicos de cine como Borau o Fernando Fernán Gómez, al que el nuevo académico electo consideraba “el mejor actor que he conocido nunca”. A sus espaldas se acumulan una veintena de títulos desde que, en 1969, se estrenó con dos cortos (Hansel y Gretel y El último día de la humanidad), entre ellas algunas cintas esenciales de la industria española, como Demonios en el jardín (1982). En esa etapa escribió también alrededor de una treintena de guiones y él mismo recordada que “un director de cine se pasa más tiempo escribiendo que detrás de la cámara”.


La literatura ha ocupado el espacio que dejó el cine. Desde 2008, Gutiérrez Aragón ha publicado tres novelas, La vida antes de marzo (2009), Gloria mía (2012) y Cuando el frío llegue al corazón (2013). La primera recibió el Premio Herralde de novela en 2009.

Miembro de la Academia de Bellas Artes desde 2001 y presidente de la SGAE entre 1993 y 2001, Gutiérrez Aragón ha merecido también las medallas de Oro de la Academia de Cine y de las Bellas Artes (ambas en 2012).

Como director de cine ha ganado importantes premios, entre ellos el Oso de Plata en el Festival de Berlín por "Camada negra (1977), la Concha de Plata del Festival de San Sebastián por Sonámbulos (1978) y el Premio Hugo de Plata del Festival de Chicago por Maravillas (1981). También mereció la Concha de Plata de la crítica internacional en el Festival de San Sebastián por Demonios en el jardín (1983) y la Concha de Oro de ese mismo festival por La mitad del cielo (1986). En octubre de 2008 Gutiérrez Aragón anunció su retirada de la dirección cinematográfica para dedicarse a escribir. 

Luis Megino, Cristina Heredia, Fernando Fernán Gómez y Manuel Gutierrez Aragón

1 comentario:

  1. Un gran director. Magnígicas sus peliculas. Ana

    ResponderEliminar