jueves, 10 de febrero de 2011

Las rubias de Hitchcock

 


Puede ser casual que la primera película importante de Hitchcock, en 1926, fuera El enemigo de las rubias, paradoja o símbolo de la persecución que hizo durante toda su vida de actrices rubias, ya que se obsesionó con ellas, las persiguió y las torturó como director, hasta el punto de estar en peligro su matrimonio varias veces.
El gran director desde sus comienzos, tenía un modelo de protagonista femenina, que repitió en muchas ocasiones; prototipo “nórdico” según las denominaba, las rubias eran más fáciles de fotografiar en blanco y negro, y consideraba que su frialdad y elegancia, eran un adecuado contraste con las pasiones que deseaba mostrar bajo la superficie.
lidas, distantes, elegantes, modernas en su época, independientes en sus hechos, atractivas físicamente, pero vulnerables en algún momento de la trama, que las hacía más deseadas si cabe por el espectador, siendo el propio Hitckcock el primer espectador de las mismas, el primero que las deseaba, llegando a veces al paroxismo.
La tendencia que comienza con “El enemigo de las rubias”, es que “sean mujeres las que tengan que sufrir todo tipo de padecimientos, y que se vean arrojadas al peligro, humilladas o agredidas”, como incluso el British Film Institute exponía en un homenaje, decía que el director parecía sentir “una fascinación asesina hacia las rubias”, perverso y casi sádico trato, como atracción y rechazo. 
Las vestía según su deseo, supervisando el vestuario que la actriz llevaría, incluso llegó a obligarlas a que su pelo estuviese más rubio si cabe, tiñéndolas.
Las más femeninas eran para él las rubias, y no podía comprender como no estaban dispuestas a teñirse por el privilegio de trabajar con él.
Incluso aceptaba la “supuesta hipersexualidad” de las rubias, lo cual no era más que un prejuicio difundido por el cine; más divertidas, menos inteligentes quizás, más deseables….
Todo lo que en el imaginario colectivo rondaba en torno a la mujer rubia, el director lo hace suyo y lo mezcla de forma magistral, repitiendo un estilo de mujer, desde su primera a la última película, incluso en algunas secundarias y en sus películas para televisión.
Según el maestro refería “debo considerar si mi heroína potencial es la clase de chica a la que puedo moldear conforme a la heroína de mi imaginación. Debe tener verdadera belleza y juventud”.
El profesor Javier Bernet nos ofreció una estupenda clase en el Taller de Cine sobre las rubias de Hitchcock, proponiéndonos un “ranking” de las 10 rubias más famosas o quizás más interesantes por el momento en el que rodaron con el “maestro del suspense”. Dicho ranking quedó así:

 
1. TIPPI HEDREN
2. GRACE KELLY
3. INGRID BERGMAN
4. JANET LEIGH
5. JULIE ANDREWS
6. KIM NOVAK
7. EVE MARIE SAINT
8. DORIS DAY
9. JOAN FONTAINE
10. JUNE HOWARD-TRIPP

 
Os dejamos con un excelente vídeo de “las rubias” de Hitchcock.
 
 

1 comentario:

  1. Bonito artículo. De todas me quedo con Tippi Hendren en Marnie la ladrona, Sean Connery le daba una réplica estupenda. En algunas secuencias los decorados chirrian , pero es una de mis películas preferidas. A. Márquez.

    ResponderEliminar