lunes, 28 de febrero de 2011

Colin Firth: El poder de la palabra


   Lo que caracteriza, según mi opinión, a la película ganadora de este año es precisamente la sencillez de su historia, al basarse casi exclusivamente en la relación entre dos personajes masculinos a través de la palabra, tratada de un modo muy teatral, sin apenas exteriores. Por eso nos maravilla la fuerza interpretativa de Colin Firth un actor al que he visto en bastantes películas ("El diario de Bridget Jones", "Sentido y sensibilidad", "An ordinary man", "Génova") siempre haciendo el mismo papel: el del típico inglés clásico y un poco intelectualoide, en definitiva, soso. Y que ese mismo actor nos haya llegado a emocionar hasta el punto de que no sólo él haya sido premiado sino también el director y la película, es de un mérito increíble. Y lo que me pregunto es quién es el encargado de hacernos transmitir dicha emoción en las versiones dobladas que hacen en países como España o Italia...¿habría entonces que darle el Óscar al actor de doblaje? Yo afortunadamente he podido ver la película en su versión original y he de decir que acabé emocionada con la fuerza que transmite la voz de Colin Firth, el "soso".

5 comentarios:

  1. El "soseras" del Firth, ya se llevaba de calle a las inglesitas refinadas cuando allá por los 90 interpretaba al mitico Mr Darcy en la adaptacion de Orgullo y Prejuicio para la BBC.
    Colin Firth es el bueno por excelencia, el britanico flematico que jamás hará el papel de un obrero de la construcción. Ayer, mientras los malotes oficiales de Hollywood (Christian Bale, Robert Downey Jr y Mark Whalberg) hacian pandilla, Colin llegaba, veia y vencia. Han vuelto los buenos al cine?
    Este año, el Oscar, como siempre, se volvia a fijar en los personajes con defecto/enfermedad. Esta vez se llevó el gato al agua el tartamudo por delante del tuerto, el manco, el enfermo de cancer y el tarado social.
    El personaje de Firth conmueve y destaca gracias a la maravillosa réplica que le da el personaje de Geoffrey Rush, uno de esos actores que quedan bien siempre lo pongas donde lo pongas. Divierte ver la partida de tenis entre el inglés flemático y el australiano descarado. No se entendería un personaje sin el otro. Es en la sencillez de la relacion entre estos dos personajes opuestos por lo que funciona tan bien esta pelicula.
    Lo dicho, los buenos han vuelto, será por mucho tiempo?

    Maca

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente, el "bueno" ha ganado esta vez...pero también un "rebelde" como Christian Bale (los rebeldes no pasan de moda, y menos de la talla de éste, que lo mismo hace "American Psycho" que "Batman begins" o "The fighter").
    Con respecto al galardón a la mejor película, yo diría también que el Oscar se fija siempre en las películas de corte clásico porque, aparte de Colin Firth, no considero que "El discurso del rey" sea muy superior a otras que optaban al premio a la mejor película, más clásica sí, pero mejor no.De hecho yo creo que este año la cosa estaba bastante igualada con películas muy diferentes entre sí.

    ResponderEliminar
  4. No quiero ser el elemento discordante en este debate, pero me hubiera gustado mucho más que la película ganadora del Oscar a la Mejor Película hubiera sido "Origen", no es porque no me gustara "El discruso del Rey", sino porque me molesta que los académicos de Hollywood siempre apuesten por pelis de corte clásico frente al cine innovador.
    Sin lugar a dudas "Origen" es una peliculón, agraciada, entre otros oscars, con el de Mejor Fotografía, casi ná. Está en la línea de las obras maestras contemporáneas y son de esas películas que vuelves a verla una y otra vez con el máximo interés. Me pregunto cada día, cómo se puede hacer una película con tanto talento. En fin, una obra de arte, que no ha triunfado como debería en los oscars por la tendencia academicista imperante.
    De todas formas, enhorabuena a "El discurso del rey", hay que aceptar la sabia y "sesgada" decisión de la Academia de Hollywood.

    ResponderEliminar
  5. Algunas de las peliculas que han ganado en los ultimos años no son precisamente peliculas de corte clasico como dices. Por ejemplo: En tierra hostil, No es pais para viejos e Infiltrados, por decir algunas de las ultimas. Si hay algo que destaque de los Oscar en los ultimos años es precisamente que son bastante mas arriesgados

    ResponderEliminar