jueves, 17 de marzo de 2011

La muchacha de Londres, de Alfred Hitchcock


Hoy nos acercamos a la primera película sonora que dirigió Alfred Hitchcock. Se trata de “La muchacha de Londres” (1929), basada en la obra “Blackmail”, de Charles Bennett. La película se rodó como si fuera muda, pero el paso al cine sonoro resultaba tan imparable que finalmente el estudio decidió rodar de nuevo algunas escenas, sobre todo, las escenas con muchos diálogos, para convertirla en una película totalmente hablada.
El problema principal lo ocasionó la protagonista principal, la actriz polaca Anny Ondra (1903-1987), que ya había trabajado con Hitchcock en “The Manxman”. Su fuerte acento extranjero no hacía convincente el personaje que interpretaba, por lo que el estudio solicitó su despido. Fue Hitchcock quien insistió en conservarla, pues le gustaba mucho y se sentía hechizado por su belleza. La solución fue que sus diálogos tuvieron que ser doblados por la actriz Joan Barry. 
La muchacha de Londres” continúa siendo una película fascinante, compleja e inquietante. La historia nos habla de Alice White (Anny Ondra) y de su apuesto novio, el detective Frank Webber (John Longden). Después de discutir en un restaurante lleno de gente, Alice se marcha del brazo de un atractivo artista y acepta la invitación para acompañarlo a su estudio, donde acepta posar para él. El artista intenta entonces violarla, y ella lo mata apuñalándolo con el cuchillo de pan… Y ese es sólo el comienzo…
En esta película, al igual que en “El enemigo de las rubias”, Hitckcock indagó en la perfidia de los servidores de la ley y el orden, concretamente en cómo permiten que las pasiones interfieran y los desvíen del cumplimiento de su deber.
La carrera de Anny Ondra en el cine británico concluyó con esta película, aunque llegó a realizar más de 40 películas en el cine sonoro antes de retirarse al final de los años treinta. 
Por último reseñar una curiosidad que se le ocurrió a Hitchcock durante el rodaje de esta película. Se trata del cameo más largo de toda su trayectoria, y éste ocurre mientras Ondra y Longden viajan en el metro, detrás de ellos se sienta Hitchcock, que es importunado por un chico que le da varios golpes en el sombrero y él le replica.
Os invitamos a ver diferentes fotogramas de esta película acompañados por una pieza musical muy famosa por aquella época, Guilty, de Russ Columbo. A disfrutar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario