miércoles, 23 de marzo de 2011

Japón y el síndrome de China


Jack Lemon, Michael Douglas y Jane Fonda
A raíz de los acontecimientos actuales sobre la central nuclear de Fukushima (Japón), nos parece interesante recomendar revisar la película de James Bridges, titulada “El síndrome de China” (1979), para entender lo que está pasando.   
La película nos cuenta la historia de unos periodistas que se acercan a una central nuclear para realizar un reportaje rutinario para la televisión, pero en mitad de ese reportaje, son testigos de un accidente en la estación que puede tener graves repercusiones. La periodista (Jane Fonda) y su cámara (Michael Douglas), junto con el supervisor de la planta atómica (Jack Lemon), lucharán por el derecho a que la gente sepa lo que realmente sucede. El derecho a la información se enfrenta con grandes intereses económico. 
Fruto de la oportunidad, la película se estrenó el 16 de marzo de 1979 y   algunos días después se produjo un accidente en Three Mile Island, en Harrisburg (Pensilvania). Estos hechos avivaron el interés por la película, los mismo que ahora hacen que revisemos el filme.
El título de la película, El síndrome de China, obedece a una hipótesis extrema de la fusión de un reactor nuclear, en la cual el material fundido resultante del mismo atraviesa la barrera de hormigón o cemento debajo de él y fluye fuera del edificio que lo contiene. El origen de la frase está relacionado con el concepto de que el material radioactivo fundido de un reactor nuclear estadounidense que sufriese semejante accidente podría hipotéticamente atravesar la corteza de la Tierra y alcanzar las antípodas de los Estados Unidos, popularmente asociadas a China.
Os dejamos con un momento de la película que, sin lugar a dudas, se halla de nuevo de actualidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario