sábado, 29 de noviembre de 2014

Los estrenos en Sevilla de 28-11-2014

 



  1. Mortadelo y Filemón contra Jimmy el cachondo. Dir. Javier Fesser.
  1. Los pingüinos de Madagascar. Dir. Eric Darnell y Simon J. Smith.
  1. Trash: Ladrones de esperanza. Dir. Stephen Daldry.
  1. Fuego. Dir. Luis Marías.
  1. Rastros de sándalo. Dir. María Ripoll.
  1. París-Manhattan. Dir. Sophie Lellouche.
  1. The zero theorem. Dir. Terry Gilliam.
  1. Sacro-GRA. Dir. Gianfranco Rosi.



RECOMENDACIONES:
Ocho estrenos esta semana en la cartelera sevillana y posaremos nuestro interés en dos de ellos: un documental italiano y un drama británico situado en Brasil.

 
Sacro-GRA. Dir. Gianfranco Rosi.

Fotograma de "Sacro GRA"

Avalada por el León de Oro conseguido en Venecia en 2013 a la Mejor Película, el director italiano Gianfranco Rossi nos presenta un documental dedicado al transitado y enorme anillo de autopistas -Grande Raccordo Anulare, o GRA- que rodea la ciudad de Roma. A través de las historias personales de siete personajes, el film explora los territorios desconocidos del GRA, los 70 kilómetros de circunvalación de la capital italiana. Lejos de los monumentos icónicos de la ciudad eterna, el GRA es el teatro de los marginados de una ciudad que nunca acaba de expandirse. Se trata de una obra inusual que nos arriesgamos a recomendar a pesar de que se dice que el espectador debe enfrentarse al desafío de una narración con arritmias. No obstante, el pequeño universo humano y físico que describe Rosi deberá traernos recuerdos del neorrealismo italiano. Y por todo ello, lo encontramos interesante.
 
 

 
Trash: Ladrones de esperanza. Dir. Stephen Daldry.

Fotograma de "Trash: Ladrones de esperanza"

El británico Stephen Daldry (Billy Elliot, Las horas, El lector) pone su atención en la pobreza de Río de Janeiro tejiendo un drama no exento de dosis de aventuras titulado “Trash: Ladrones de esperanza”, La historia que nos propone en esta ocasión es la de dos niños de las favelas de Río de Janeiro cuando encuentran una cartera en el basurero donde buscan a diario, pero no se imaginan que este descubrimiento podría cambiar sus vidas para siempre. Cuando la policía local aparece para ofrecerles una generosa recompensa por la cartera, los dos chicos, Rafael y Gardo, comprenden que han encontrado algo importante. Deciden recurrir a su amigo, Rato, y los tres se lanzan a una extraordinaria aventura para intentar quedarse con la cartera y descubrir el secreto que esconde. Algunos critican la perspectiva de Daldry de utilizar la indigencia como espectáculo. Sin embargo, encontramos que narrar los aspectos más ásperos de Brasil no es más que visualizar lo invisible pero existente. La gran estrella de cine estadounidense Rooney Mara acompaña al trío de jóvenes aventureros en la película.




EL PERSONAJE DE LA SEMANA:

La joven estrella del cine estadounidense Rooney Mara, protagonista de “Trash: Ladrones de esperanza”, que se estrena esta semana en nuestra ciudad se convierte en el Personaje de la Semana.


 
Rooney Mara, nacida en Bedford (Nueva York) el 17 de abril de 1985 ha sido nominada al Óscar y al Globo de Oro por su papel de Lisbeth Salander en The Girl with the Dragon Tattoo (Millenium: Los hombres que no amaban a las mujeres, 2011). Comenzó a actuar en el teatro en su época de estudiante. Debutó en el cine con “Leyenda Urbana 3” (2005), película de terror protagonizada por su hermana Kate Mara. Más tarde participó en el remake de “Pesadilla En Elm Street” (2010) y acompañó a Jesse Eisenberg en “La Red Social” (2010), película con dirección de David Fincher.
Alcanzó la fama internacional junto a Daniel Craig al interpretar a Lisbeth Salander en la adaptación de Hollywood de “Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres, 2011”, saga literaria creada por el autor sueco Stieg Larsson. Hizo pareja con Casey Affleck en "En un lugar sin ley" (2013) y ha sido dirigida por Stephen Daldry en el drama ambientado en Brasil "Trash" (2014). Muy esperada es la cinta “Carol” que acaba de finalizar junto a la actriz Cate Blanchett sobre la novela de Patricia Highsmith del mismo título.  
En el terreno personal había que tenerle en cuenta que Mara ha creado Faces of Kibera, organización de ayuda humanitaria a Kenia.

jueves, 27 de noviembre de 2014

La ignorancia de la sangre, de Manuel Gómez Pereira

FILME INAUGURAL SEFF 2014


Película: La ignorancia de la sangre. Dirección: Manuel Gómez Pereira. País: España. Año: 2014. Duración: 113 min. Género: Drama, thriller. Guion: Nicolás Saad; basado en la novela homónima de Robert Wilson. Producción: Gerardo Herrero. Música: Federico Jusid. Fotografía: Aitor Mantxola. Montaje: José Salcedo. Dirección artística: Edou Hydallgo. Vestuario: Laura Agustín. Estreno en España: 14 Noviembre 2014.
Intérpretes: Juan Diego Botto (Falcón), Paz Vega (Consuelo), Alberto San Juan (Yacub), Cuca Escribano (Cristina Ferrera). 
 
Sinopsis:
Javier Falcón, jefe de Homicidios de Sevilla, debe resolver dos asuntos distintos en poco tiempo. Por un lado, las consecuencias inmanejables de un caso de espionaje en el que está involucrado personalmente: un viejo amigo suyo se infiltró en un comando terrorista islámico, y ahora el comando pretende reclutar a su hijo adolescente para la causa. Por otro lado, Falcón se enfrenta al secuestro de un niño por cuya liberación la mafia rusa, a la que está investigando, le exige que pague un precio demasiado alto.
 
Juan Diego Botto en "La ignorancia de la sangre"
 
 
 
Reseñas:
 
Se trata de una película dirigida por Manuel Gómez Pereira, considerado como un exitoso director español de comedias (Salsa rosa, El amor perjudica seriamente la salud, Boca a boca, etc.). Hizo dos incursiones en el thriller con “Entre las piernas” y “El juego del ahorcado” que no levantaron pasiones, y ahora reaparece con uno nuevo que seguramente siga el curso de los anteriores.
 
La película está basada en la novela homónima del novelista inglés Robert Wilson, y es la última de las cuatro que componen la saga del inspector jefe de Homicidios de Sevilla Javier Falcón. En ella nos narra las peripecias de dicho inspector en dos casos que investiga al mismo tiempo, uno sobre tramas rusas afincadas en Marbella y Sevilla y otro sobre espionaje relacionado con el terrorismo islámico, casos que presentan elementos que los interconectan, y todo ello con el ingrediente del secuestro del hijo de su compañera y la dramática relación sentimental que ambos mantienen y todo, a su vez, en una ciudad de la que se nos presenta retazos de su  bella fisonomía. Creo que es un puzzle con tantas  piezas que dificultan la fluidez de la narrativa y que culmina en un final de cuento.
 
Aunque la película tiene una notable fotografía y una música aceptable, sin embargo no me emociona, me resulta fría y creo que el guión presenta excesivos vericuetos que hacen que uno se pueda perder con facilidad; y en cuanto a la  pareja protagonista, si bien representan sus papeles con profesionalidad, parecen personajes fríos, poco creíbles, de cartón piedra, y de alto standing, como pertenecientes una realidad distinta a la que están viviendo. 
 
Destacaría quizás, la secuencia rodada en la terraza del restaurante Abades Triana, en la que la protagonista (Paz Vega), acompañada por el inspector (Juan Diego Botto), habla por teléfono con los supuestos secuestradores de su hijo pidiéndoles una prueba de que éste se encuentra bien. Ella oye gritar a su hijo por teléfono y el secuestrador le dice que grita porque le han cortado el dedo meñique de un pie y que pueden continuar con otros miembros. Creo que está conseguido el contraste entre la angustia de los personajes y  el desgarro de la madre en un escenario de gran belleza estética y visual, pero todo ello dentro de la frialdad general que desprende la película.
 
José Manuel Briones Baños. Taller de Cine.
 
 
Alberto San Juán en "La ignorancia de la sangre"

La ignorancia de la sangre ha sido la primera película que he visto en el SEFF 2014, concretamente el día de la inauguración del Festival en el Teatro Lope de Vega. Aunque nos comentaste que eligiéramos películas que nos hayan gustado quiero comentar ésta aunque saliera de la sala bastante decepcionada. ¿Por qué? Porque normalmente elijo con mucha atención las películas que voy a ver en el SEFF y ésta, por ser española y rodada en Sevilla, tener un tráiler muy atractivo y unos actores muy buenos, era una de las que más ganas tenía de ver.  Pues –y al igual que titula Diario de Sevilla su crítica de la película- fue “la primera en la frente”. 
No he leído el libro por lo que no sé si el guion está bien adaptado o no, pero la verdad es que la película se hace larga, larguísima, notas como pasan los 109 minutos con todos sus segundos y tienes muchas ganas de que acabe de una vez.  
En la película, los detectives (Juan Diego Botto y Cuca Escribano) dedican más de una hora a perseguir a la mafia rusa, que no tiene nada que ver en la historia, en vez de centrarse en la historia de Khaled (Alberto San Juan) y por qué es tan importante su vinculación con el CNI, con el detective y con la protagonista de la historia (Paz Vega).  La verdad es que deja muchos flecos sueltos. Al igual que la trama rusa termina de una manera demasiado espectacular pero nada creíble –y no será porque no le haya dedicado tiempo- tampoco se entiende muy bien cómo la investigación pasa de la mafia rusa a los yihadistas y a la familia real saudí,  cómo se monta todo el operativo en Marruecos,  y cómo en un momento determinado la detective deja de investigar para que investigue la madre del niño secuestrado.  Demasiado lío, demasiadas tramas y nada cerrado. 
Paz Vega en "La ignorancia de la sangre"

En primer lugar me gustaría hablar de los protagonistas. Paz Vega y Juan Diego Botto son muy buenos actores pero en esta película no tienen química ninguna. Paz Vega está sobreactuada y parece no sentirse a gusto con el papel en ningún momento. Cuca Escribano hace un papel muy bueno y por primera vez me ha sorprendido mucho como actriz; pero el que más me ha gustado sin duda ninguna ha sido Alberto San Juan. Creo que ha bordado su papel tanto ejerciendo de marroquí como de espía español. Le ha dado a la película ese aire de suspense, ese no saber qué va a pasar y no entender nada, ese pensar que en la siguiente escena se contará su historia y todo lo anterior tendrá sentido. Muy desaprovechado. 
La verdad es que no puedo hablar de la música porque no la recuerdo. Respecto a la fotografía me ha encantado cómo se han visto lugares representativos de Sevilla: la Plaza del Museo, el consulado de Portugal, las atarazanas, el restaurante Abades con el río y la Torre del Oro al fondo…  En la parte que se desarrolla en Marruecos se ve la entrada principal a la medina de Fez, el laberinto de sus calles,  una típica tienda de artesanía y una casa marroquí señorial. 
La escena en la que más ¡plof! me quedé fue casi al final de la película cuando están hablando de intervenir en la casa de la familia marroquí para rescatar al niño secuestrado. Parece que todo el tiempo están hablando de una señora mayor un poco sorda, ciega y más mala que la quina pero a la que no se le escapa ni una. Pues bien, cuando esta señora aparece en escena tiene una fuerza, una velocidad corriendo y una flexibilidad brutal, y aunque no se le ve la cara porque lleva un velo que se la cubre, en los rasgos de los ojos se ve que no es una anciana. Podrían haber elegido a una actriz más acorde con la descripción. Menos mal que la película se acaba poco después de esa escena. 
Aunque no lo parezca sí hay cosas que me han gustado J En primer lugar, Alberto San Juan habla un árabe correcto. Si bien él habla árabe clásico y el resto de los suyos hablan marroquí –lo que no es normal y además es casi imposible-, las frases están bien construidas y tiene un acento bastante decente e incluso creíble. También me han gustado las localizaciones de Sevilla, el vestuario utilizado y haber descubierto que Cuca Escribano es finalmente una buena actriz y que Alberto San Juan está tan estupendo como siempre y puede con todos los papeles que le propongan. 
Para finalizar, no creo que esta  película fuera la apropiada para abrir el SEFF, dado que si se quería inaugurar el Festival con una española, podrían haberlo hecho, por ejemplo, con La Isla Mínima, que es un PELICULÓN. Por lo tanto, es una película que no recomiendo y creo que ha ensombrecido la inauguración del SEFF 2014.
María Rubio Chaves. Taller de Cine


lunes, 24 de noviembre de 2014

Cine y pintura: Sarah Woodruff en La mujer del teniente francés




Título original: The french lieutenant’s woman. Dirección: Karel Reisz. País: Reino Unido. Año: 1981. Duración: 123 minutos. Guión: Harold Pinter, basado en la novela homónima de John Fowles. Producción: Leon Clore. Fotografía: Freddie Francis. Montaje: John Bloom. Dirección Artística: Allan Cameron, Norman Dorme y Terry Pritchard. Diseño de Vestuario: Tom Rand. Música: Carl Davis.

Intérpretes: Meryl Streep (Sarah/Anna), Jeremy Irons (Charles/Mike), Hilton McRae (Sam), Emily Morgan (Mary), Charlotte Mitchell (Mrs. Tranter), Lynsey Baxter (Ernestina).

Meryl Streep como Sarah Woodruff


Hay películas de las que sobresale, en el recuerdo, la fuerza de una personaje. Es el caso de Sarah Woodruff, papel protagonista de La mujer del teniente francés, una mujer de la Inglaterra rural de 1867, que arrastra un pasado oscuro y que entabla amistad con el caballero Charles Smithson.

La obra es un ejemplo de cine dentro del cine, porque, en realidad, éste es el argumento de la película que ruedan los actores Anna y Mike, que, a su vez, mantienen una relación adúltera y secreta, al tener ambos pareja.

Charles y Sarah

Anna y Mike





















Si puede ocurrir que una vida exitosa se base en una mentira (El hombre que mató a Liberty Valance) aquí vemos cómo la infamia marca una vida de oprobio y cómo se busca que se cumpla lo que no fue verdad en su momento. El personaje de Sarah desprende magnetismo desde que podemos contemplar su rostro por primera vez: sola en el espigón, mirando el mar en medio de una fuerte tormenta, se gira y mira a Charles. Mira al espectador y nos atrapa.

Veo a Sarah y veo a las mujeres fatales que retrató Dante Gabriel Rossetti (1828-1882) en la última etapa de su vida. El pintor y poeta prerrafaelita, bohemio, bebedor y mujeriego, vivió atormentado por el suicidio de su mujer, Elizabeth Siddal, modelo suya y modelo de otros pintores prerrafaelitas (por ejemplo, posó para quedar inmortalizada como la Ofelia de Millais). Mandó exhumarla para recuperar los poemas inéditos que había enterrado con ella y le dijeron que su pelo rojizo no había dejado de crecer ocupando todo el ataúd (¿conocería este dato García Márquez cuando escribió Del amor y otros demonios, aunque se inspirara en una anécdota de su tierra?).

La abundante cabellera cobriza, símbolo habitual de sensualidad y pecado que Rossetti subraya en sus obras, es también un distintivo de Sarah Woodruff, cuya honestidad puede quedar en entredicho al aparecer en público con el cabello suelto: la mujer victoriana reservaba esto para la intimidad. 

Detalle de Proserpina (Rossetti, 1874)
Sarah Woodruff














El hecho de que Sarah sea pelirroja, como la mayoría de las protagonistas de los cuadros de Rossetti, sólo es una coincidencia externa, si bien con implicaciones semánticas. Pero una me trae a la memoria a las otras por lo que esconden detrás.

La pintura de Rossetti dejó progresivamente de centrarse en temas medievales y mujeres candorosas para retratar otro prototipo de mujer con connotaciones más simbólicas y mayor protagonismo en la composición: enigmáticas, con rostros que causan fascinación, con miradas lejanas de ojos tristes y profundos, sensuales a la vez. Son mujeres que, como Lilith, la Eva de los textos hebreos, o Pandora, la que abre la caja de los males, traen el infortunio a los hombres. O qué decir de Helena de Troya, que desencadena una guerra, o es la excusa para llevarla a cabo: a fin de cuentas, origina la destrucción.

Lady Lilith (Rossetti, 1866-1873)
Pandora (Rossetti, 1878)




















Helena de Troya (Rossetti, 1863)

Como ellas, Sarah abraza su estigma y se recrea en él: al mirarse en el espejo, literal y figuradamente, (recordemos que un espejo es también símbolo de duplicidad y aparece en esta película, para advertírnoslo, ya desde la primera secuencia en que Anna, preparándose para interpretar a Sarah, se nos presenta de espaldas), juega con los papeles del cómo soy/cómo me ven/cómo debería ser. Se rebela ante el rígido patrón impuesto por la sociedad vigente y, en ese sacudirse las normas, arrastra a un destino incierto a quien desee acompañarla. Rossetti habla en un verso de “ojos de abismo”: bien se le podría aplicar a Sarah. 

Una de las pocas secuencias nocturnas, cerca del desenlace

En un momento dado de la película le dicen: “mirar el mar como usted lo hace es provocativo, intolerable y pecaminoso”. Y quizá sí podamos entender lo de “provocativo” si atendemos al diálogo íntimo que establece con la naturaleza en varias secuencias y que la revelan como un ser apasionado, poseedor de una “melancolía oscura”.

Ensoñación (Rossetti, 1880)
Bellísima la fotografía de la película





















Dejamos sin desvelar las últimas decisiones de Sarah/Anna (¿coincidirán?), pero ambas comparten una personalidad valiente que les hace elegir su vida sin ceñirse a las pautas del guión. Quien las quiera seguir...



Para una valoración completa de la película, se puede consultar este enlace:
Meryl Streep es La mujer del teniente francés

sábado, 22 de noviembre de 2014

Los estrenos en Sevilla de 21-11-2014





  1. Los juegos del hambre. Sinsajo. Parte I. Dir. Francis Lawrence.
  1. Jimmy´s Hall. Dir. Ken Loach.
  1. Dos a la carta. Dir. Robert Bellsolà.
  1. Nunca es demasiado tarde. Dir. Uberto Pasolini.
  1. Thomas Vive. Dir. Antonio Cuadri.


RECOMENDACIONES:
Sólo cinco estrenos nos han llegado esta semana a la cartelera sevillana. Y, una vez revisados, creemos oportuno recomendar sólo uno de ellos. No obstante, echaremos la vista atrás, para recomendar otra película que se estrenó en semanas anteriores, pero que aún se puede ver en nuestra cartelera.
 

Jimmy´s Hall. Dir. Ken Loach.

Fotograma de "Jimmy´s Hall"

Nos gusta mucho la filmografía de Ken Loach, director de televisión y director de cine del Reino Unido, de 78 años de edad, conocido por su estilo de realismo social y temática socialista ligados a su militancia trotskista. Su película En un mundo libre (It's a free world, 2007), obtuvo el Giraldillo de Oro en Festival Europeo de Cine de nuestra ciudad hace unos años.
Esta semana reaparece en Sevilla estrenando una película que fue presentada en el pasado Festival de Cannes (2014), dentro de la Sección oficial de largometrajes a concurso. Basada en hecho reales y con una fuerte carga política, como no podía ser menos en la obra de Loach, el film nos cuenta la historia de James Gralton, un activista y líder comunista irlandés que se convirtió en el único deportado político de la República de Irlanda. Su amigo Paul Laverty elabora el guión como siempre.
Loach no suele decepcionar, sobre todos a sus fans más fieles.

 

 
Relatos salvajes. Dir. Damián Szifrón.


Fotograma de "Relatos salvajes"

El pasado 17 de octubre se estrenaba en nuestra ciudad esta cinta dirigida por el argentino Damián Szifrón. Su propio país la ha seleccionado para presentarla como representante de Argentina en la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, con el objeto de ser nominada al Óscar en la categoría de mejor película de habla no inglesa.
No la recomendamos en su día, pero después de vista, necesitamos corregir el groso error de no haberla recomendado. Se trata de una fascinante película vertebrada en 6 episodios que alternan la intriga, la comedia y la violencia. Sus personajes se verán empujados hacia el abismo y hacia el innegable placer de perder el control, cruzando la delgada línea que separa la civilización de la barbarie. La desigualdad, la injusticia y la exigencia del mundo en que vivimos producen que muchas personas se estresen o se depriman. Algunas de ellas explotan. Esta es una película sobre ellos.
Maravillosa, no perdérsela.
Destacar el elenco de categoría donde podremos ver, entre otros, a Ricardo Darín,  Darío Grandinetti y Leonardo Sbaraglia.




EL PERSONAJE DE LA SEMANA:
El joven actor estadounidense Josh Hutcherson, protagonista de la película “Los juegos del hambre. Sinsajo. Parte I”, se convierte en el Personaje de la Semana.


 
Josh Hutcherson, nacido en Union-Kentucky, el 12 de octubre de 1992 (22 años), es un actor estadounidense de cine y televisión. Es conocido por sus papeles protagónicos en Zathura, Bridge to Terabithia, Viaje al centro de la Tierra y más recientemente Los juegos del hambre donde interpreta a Peeta Mellark.
La semana pasada estrenaba en nuestra ciudad “Escobar: Paraíso perdido”, en un mano a mano junto a Benicio del Toro, dando vida a un joven surfista. El propio Benicio del Toro, en su facete de director, lo contrató para protagonizar el corto “El Yuma”, incluido en el filme colectivo “Siete días en La Habana”.
Con independencia de que hay que apostar por los jóvenes valores, hay que reconocerle el peso humanitario que desprende Josh Hutcherson a pesar de su corto edad. El 21 de abril de 2012, Josh recibió el Vanguard Award de GLAAD, otorgado a aquellos en la industria del entretenimiento que hacen una diferencia significativa en la promoción de la igualdad de derechos para las personas LGBT. "Mi mamá siempre ha sido una gran defensora, especialmente en la comunidad gay, lesbiana, transexual y bisexual así que para mí siempre ha sido una parte de mi alma", Hutcherson declaró en abril de 2012. En el mismo artículo, declaró el profundo efecto de la campaña "Straight But Not Narrow". Recordando la carta de un chico en Florida, "Él estaba en este tipo muy de derechos y religiosos de la zona y envió una carta diciendo cómo SBNN cambió su vida y cómo fue capaz de sentirse más cómodo saliendo con sus amigos", dijo Hutcherson. "Yo estaba casi llorando cuando lo estaba leyendo. Eso hace que todo nuestro trabajo valga la pena".
Le seguiremos la pista en  el futuro.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Asistencia al Festival de Cine Iberoamericano de Huelva


El pasado domingo 16 de noviembre la asociación “Linterna Mágica” organizó una visita a Huelva, para asistir a algunas de las actividades programadas en el marco del “40 Festival de Cine Iberoamericano”. 



A media mañana, en el Auditorio de la Casa Colón, la joven “Orquesta Vita Musica” bajo la batuta de Eliseo Capel, presentó un concierto de música de cine, con un programa musical basado en conocidas películas. Pudimos disfrutar de temas de Robin Hood Príncipe de los Ladrones, de Michael Kamen, Braveheart, de James Horner, La Misión y Cinema Paradiso, de Ennio Morricone y En Busca del Arca Perdida, de John Williams. Nos sorprendió el entusiasmo y la juventud de los componentes de esta orquesta.


Por la tarde, tras la pausa necesaria para comer y callejear tranquilamente por el casco antiguo de Huelva, o recorrer el Muelle de la compañía Río Tinto, pudimos asistir en el Gran Teatro a la proyección de Neruda, una de las cintas seleccionadas en la sección oficial.


Se trata de una producción chilena de 2014, dirigida por Manuel Basoalto –sobrino del poeta-, e interpretada por José Secall en el papel de Neruda, a quienes tuvimos ocasión de saludar.

Manuel Basoalto y José Secall

La película se centra en una época poco conocida de la vida de Pablo Neruda, pero fundamental en la construcción de su obra poética. La narración arranca en 1971, en el momento en el que el poeta chileno pronuncia su discurso de aceptación del premio Nobel de Literatura, partiendo de ahí, el director nos lleva a 1948, época en que Neruda vivió en clandestinidad y perseguido, a causa de un discurso que pronuncia como senador. El discurso empieza con las palabras 'Yo acuso', y es una crítica directa al presidente Gabriel González Videla, que ordenó su persecución a la policía política. Es en este periodo, que duró algo más de un año, cuando el poeta escribe su 'Canto General', huyendo de un sitio para otro, hasta cruzar finalmente la frontera con Argentina, iniciando un periodo de exilio.

 
Reportaje fotográfico

  En resumen, una agrable jornada de cinefilia entre amigos. ¡Hasta la próxima!.