jueves, 1 de noviembre de 2012

Mitomanía... Greta Garbo




Greta Lovisa Gustafson había nacido el 18 de septiembre de 1905 en Estocolmo (Suecia). Escapó de un porvenir como vendedora en unos grandes almacenes gracias al rodaje de algunos cortos publicitarios, y Maurice Stiller la convirtió en actriz en The Story of Gösta Berling (La leyenda de Gösta Berling), 1924.

Con Stiller daría el gran salto a Hollywood, y allí dos novelas de Blasco Ibáñez servirían de argumento a sus primeras películas, Entre naranjos y La tierra de todos; pero mientras su compañero y mentor Stiller retorna desilusionado a Suecia, Greta se abre con rapidez un camino al éxito.


Margarita Gautier


La prensa asegura que su compañero de reparto en El demonio y la carne, John Gilbert, ha ocupado en el corazón de la actriz el hueco dejado por el director sueco, pero Garbo se mantiene hermética y al final la comentada boda no se celebra.

Ana Karenina la consagró como gran actriz. La mujer divina la elevó a la condición de mito, y cuando la industria cinematográfica da el gran salto, al sonoro, Greta coge el toro por los cuernos y elige el famoso drama de O´Neill, Ana Christie, para su presentación. “Garbo habla”, pregonaba la publicidad, y el público pudo comprobarlo a plena satisfacción: al rostro enigmático de la estrella se unía ahora una voz profunda y sensual que multiplicaba su encanto.


La última película que protagonizó Greta Garbo

La reina Cristina de Suecia y Margarita Gautier, dos de sus mejores interpretaciones, no sólo pasarán a la historia del cine, sino también a la de la moda: Adrián el modisto más famoso de Hollywood, creará para Greta los vestuarios mas fastuosos y originales.

Pero si su carrera como actriz es conocida por todos, su vida privada se mantiene oculta. La prensa del corazón insiste en sus inminentes bodas, pero ni Rouben Mamoulian ni Stokowsky consiguen llevarla al altar. Garbo ha elegido su carrera de actriz hasta las últimas consecuencias. En 1939, una sorpresa: Garbo ríe. Se trata de Ninotchka. Y en 1941, otra aún mayor: Garbo abandona el cine para siempre. ¿Por qué? Eso es todo un misterio para la soltera de oro, que nunca desvelaría.

Os dejamos con un precioso vídeo de Greta Garbo en la pelicula Camille. La música que acompaña las imágenes pertenece a "La Traviata".

No hay comentarios:

Publicar un comentario