jueves, 30 de junio de 2011

100º aniversario del nacimiento de Bernard Herrmann


Hoy hace 100 años que nació uno de los mayores compositores cinematográficos de todos los tiempos: Bernard Herrmann, nacido en Nueva York (EE.UU.), el 30 de junio de 1911.
Su música ha revestido de gloria numerosos títulos y su filmografía está asociada a buena parte de la obra de Alfred Hitchcock y Ray Harryhausen.
Entró por la puerta grande componiendo la música de Ciudadano Kane (1941) y se despidió con una extraordinaria partitura para la película Taxi Driver (1976). Entre ambas, desarrolló una impresionante labor que abrió un enorme campo para la música como elemento básico de este arte.


Su avocación con el mago del suspense fue mucho más allá de la mera composición, ya que ambos llegaron a estar fuertemente compenetrados. Herrmann enriqueció de contenido sus películas y lo que escribió permanece entre lo mejor. Prueba de ello son sus composiciones para Psicosis (1960), Con la muerte en los talones (1959), Vértigo (1958), El hombre que sabía demasiado (1956), Marnie (1964), etc.
François Truffaut, gran admirador de Hitchcock, contó con Herrmann para dos de sus películas: Fahrenheit 451 (1966) y La novia vestía de negro (1968).

Alfred Hitchcock y Bernard Herrmann
Por lo que respecta al género fantástico, Herrmann experimentó nuevos conceptos musicales ampliándolos admirablemente: Ultimatum a la Tierra (1951), Viaje al centro de la Tierra (1959), La isla misteriosa (1961), Jasón y los argonautas (1963), etc.
Herrmann perteneció la época dorada de Hollywood, una época y un estilo en el que se movieron la mayoría de los grandes maestros, pero él jamás se definió como músico cinematográfico: “Soy un compositor que, a veces, hace música para películas”. La realidad es que su obra se extiende a la composición clásica, las cantatas, óperas, etc.
Uno de los rasgos que le caracterizan es su completa independencia en un momento en que, de una u otra forma los Grandes Estudios de Hollywood absorbían a sus contratados. Herrmann era de los pocos que trabajaban en las películas que quería y probablemente el único que no aceptó el apetitoso puesto de jefe del departamento musical de un Estudio. Esa completa independencia en la que creaba le permitió hacer de cada una de sus partituras una pieza de arte.
Falleció el 24 de diciembre de 1975, poco después de acabar Taxi Driver, filme de Martin Scorsese que está dedicado a su memoria.    
Recordemos la música de Herrmann en este aniversario, escuchando el precioso tema romántico compuesto para el filme “Vértigo”, de Alfred Hitchcock. Espero que os guste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario